Éxito del boicot a Israel en Burgos. El embajador no acudió, la movilización triunfó.


La semana pasada informábamos de que el embajador israelí había sido invitado por la Universidad de Burgos y el ejército español a dar una ponencia titulada “Israel hoy”, en el marco de unas jornadas militaristas patrocinadas por Defensa.

Varios medios se hicieron eco del llamamiento a concentrarse frente al salón de actos de Caja Círculo para protestar por la presencia del estado israelí en nuestra ciudad, a una semana escasa de la enésima masacre en Gaza. Algo más de cien personas se dieron cita, gritando consignas solidarias con Palestina, explicando los vínculos de instituciones y empresas burgalesas con Israel (incluyendo la venta de armamento), y denunciando el genocidio que se lleva a cabo en Gaza y Cisjordania, así como la expulsión del pueblo palestino de sus territorios desde 1948.

Entre muchas otras proclamas y consignas, se ha recordado la hipocresía de la UE al permitir participar en Eurovisión a Israel y además promocionar su triunfo con una canción contra el bullying mientras en el último mes el estado sionista ha asesinado a más de 120 personas y herido a más de 1200, muchas de las cuales han quedado mutiladas. Desde la megafonía se ha pinchado una canción de hip-hop del grupo palestino Dam (sangre) titulada Meen erhabi? (¿Quién es el terrorista?), y otros cantos solidarios.

Igualmente se ha recordado al rapero Valtonyc, se le ha deseado suerte y fuerza, y denunciado los habituales ataques a la libertad de expresión en el estado español, pinchando otra de sus canciones.

También se ha leído y repartido este texto sobre la campaña internacional de Boikot, Desinversiones y Sanciones al estado israelí:

 

¿POR QUÉ BOICOTEAMOS A ISRAEL?

Hoy nos concentramos para rechazar la presencia del embajador israelí en Burgos, invitado por universidad y ejército. Queremos mostrar nuestra total repulsa a un estado colonialista que nació mediante la expulsión a sangre y fuego, por el terror y el asesinato, de cerca de un millón de palestinos y palestinas en 1948, y que desde entonces amplía sus territorios con cada guerra o conflicto.

El estado israelí impone muros y checkpoints que dividen a la población palestina y restringen su movimiento de forma arbitraria; asesinatos selectivos y de civiles a conveniencia del gobierno israelí; bombardeos y represión de manifestaciones; bloqueo económico y de transporte a la Franja de Gaza; restricciones de energía y medicinas…

Esta situación nos recuerda a otras, como el ghetto de Varsovia en la segunda guerra mundial o la Sudáfrica del apartheid. Ésta última cayó tras una larga campaña internacional de boikot. No se les permitía participar en competiciones internacionales, pocos países mantenían relaciones diplomáticas y comerciales, y su presencia siempre era contestada en las calles de todo el planeta.

El pueblo palestino demanda desde 2004 que sigamos esta campaña para luchar contra su opresión. Exigir a la sociedad en su conjunto que no colabore con Israel en ningún campo: ni en el ámbito político, ni comercial, ni deportivo, académico ni cultural. Que el mundo señale a Israel como un estado criminal mientras no llegue a una solución justa y dialogada a la ocupación de Palestina.

Boikot a Israel. Por una Palestina Libre.

 

Se ha explicado también que el fondo del conflicto palestino-israelí no es étnico ni religioso, sino colonial. Al igual que el pueblo saharaui, el pueblo palestino ha sido invadido, expulsado y colonizado por una potencia extranjera respaldada por las principales potencias capitalistas, siendo EEUU su sostén (ahora, con Trump, más que nunca). Tan sólo unos pocos países, como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Malasia, Siria o Irán han roto sus relaciones totalmente con el régimen racista. La excusa “antisemita” de Israel es absolutamente falsa: quienes se han concentrado hoy precisamente se manifestaban contra el racismo, y nada tienen contra ninguna persona por profesar la religión hebrea o sus orígenes. Se ha recordado que muchos judíos son antisionistas, y también la carta de Albert Einstein en la que advertía a la comunidad internacional de que los dirigentes israelíes se comportaban como fascistas y habían creado milicias paramilitares que practicaban la limpieza étnica para crear un estado homogéneo.

En este vídeo de Burgos Dijital se puede  ver cómo fue la concentración.

Finalmente se ha confirmado que el embajador no acudía a dar la ponencia, lo que evidentemente ha sido un triunfo de la campaña de Boikot. En su lugar un miembro del CNI (camuflado en uno de esos Institutos Estratégicos que actúan como think tanks) ha impartido una conferencia falsamente equidistante ante 20 personas (de las que habría que restar a algunas que habían entrado para confirmar si el embajador israelí acudía o no). Es decir, que las jornadas militaristas han sido un fiasco.

Como colofón, el grupo de activistas ha recordado que, dadas las relaciones comerciales y diplomáticas de Israel con diversas instituciones y empresas de Burgos, su provincia y Castilla y León, es más que probable que en el futuro algún representante de Israel intente otro desembarco en la ciudad, por lo que llamaban a estar alertas y participar en futuras acciones de boikot. De hecho, los medios publicaban más tarde que el embajador había visitado la ciudad con mucha discreción, visitando al presidente de la Diputación y al alcalde de Burgos, con quien mantuvo una reunión enfocada a estrechar los vínculos comerciales y culturales. Una muestra más de que Israel tiene echado el ojo a nuestra ciudad y que es bien recibido por los capitalistas y sus títeres.

 

Dejamos aquí otros posts del blog que hablan del conflicto palestino-israelí, así como otros enlaces para quien quiera profundizar más en su historia y la campaña internacional de BDS.

Burgos, Israel, negocios y sangre palestina. Alerta!

La #DignityStrike de Palestina: huelga de hambre hacia la libertad

Que no nos manipulen. Distingamos entre islam, islamismo y fanatismo #Charlie Hebdo

 

 

Anterior Burgos, Israel, negocios y sangre palestina. Alerta!
Siguiente ¿Qué pasa en Nicaragua? ¿Otro "golpe suave" en América Latina?

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.