Campaña electoral 2015 de la derecha en #Burgos y #Gamonal : poco público, abucheos y sabotajes


Pues sí, la verdad es que la campaña les ha salido bastante rana al Partido Popular, Ciudadanos, Vox y algún que otro partido netamente fascista que han realizado campaña en nuestra ciudad y nuestro barrio. Evidentemente, esto no quiere decir que vayan a hundirse electoralmente; para nada. Habrá que verlo. Pero sí es una muestra del hartazgo de muchas gentes y de lo anodinas que resultan las campañas para el electorado que todavía le es fiel.

El único espacio del que han disfrutado con total calma y control ha sido el de los medios de comunicación, especialmente PROMECAL, la empresa publicitaria del conocido constructor Méndez Pozo. Entrevistas a toda página, desproporción en cuanto al espacio  informativo con respecto a otras candidaturas, elogios, manipulación de las cifras económicas y de los supuestos logros conseguidos, ocultación de informaciones que contradicen los hechos, encuestas de opinión vecinal sesgadas a su favor…

Un ejemplo de la manipulación periodística que hemos vivido es el del inicio del proceso sancionador al ayuntamiento por la polémica reforma de la plaza de toros. Como se recordará, la oposición a esta reforma, considerada un despilfarro y una obra especulativa e inútil, acusaba a Javier Lacalle de querer conceder el último pelotazo de la legislatura a Méndez Pozo. La Asamblea Contra la Especulación y Ecologistas en Acción denunciaron públicamente, además, muchas irregularidades administrativas para agilizar el proceso, que la obra acabara antes de las elecciones, y evitar posibles trabas legales para su ejecución. Pues bien, ningún gran medio corporativo, que sepamos, ha reflejado que la Junta de Castilla y León da la razón a quienes presentaron sus quejas e inicia el expediente, ¡¡¡seis meses después, cuando las obras ya están prácticamente acabadas!!! El varapalo al Ayuntamiento era inevitable según su propia legalidad, pero la Junta ha demorado los trámites para no perjudicar a Javier Lacalle y Méndez Pozo, que podrían haber visto paralizada su obra en un momento de intensa lucha y movilización vecinal.

Fotografía de El Norte de Castilla

Pero como decíamos, la calle ha respondido a la derecha. Veamos unos cuantos ejemplos.

El único gran acto electoral del PP en Burgos tuvo lugar el pasado domingo 17 de Mayo. A la cita acudió Rajoy. Pese a ello, sólo se vio entrar a unos pocos centenares de personas, por lo que no se entiende que el Diario de Burgos hablara de “lleno” en el Fórum de la Evolución. Por otro lado, tuvo lugar una animada y acalorada concentración de protesta que también convocó a varios centenares de personas, entre ellas muchas vinculadas a la Asamblea de Gamonal (que exigía de nuevo la absolución de sus encausadas), mineros de León en lucha y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Los pitidos, gritos y abucheos fueron constantes, y podían verse multitud de pancartas.

Además, al lado de la concentración pasaron miles de ciclistas que participaban en una marcha solidaria con Proyecto Hombre; no fueron pocos los que saludaron a la protesta, y desde luego fue muy visible. Hay que comentar también el patético recurso de Ciudadanos, que se dedicó a repartir globitos con su logo a quienes pedaleaban; aprovechar una actividad benéfica para publicitarse electoralmente es algo bastante rastrero.

En cuanto a la publicidad electoral, en Gamonal ha sido muy frecuente encontrar tirados en la calle o los buzones comunitarios de los portales los pasquines del Partido Popular. Sus banderolas han sido objeto de numerosos sabotajes por todo el barrio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, su sede electoral, en plena Calle Vitoria, ha sido también dañada.

No ha faltado tampoco quien ha dejado su opinión patente en las paredes.

Así que el Partido Popular no puede presumir de recibir “cariño” en nuestro barrio, ni tampoco demasiado en el resto de la ciudad. Muchas personas han expresado su repulsa bien alto y claro, y no han sido demasiadas las que se han acercado a las escasas actividades que han realizado. Eso sí, cuentan a su favor, como decimos, con varias radios, periódicos y televisiones, y no sólo las de PROMECAL, con lo que sus potenciales votantes han podido seguir desde la distancia el discurso y mensaje del actual alcalde y también del candidato a la Junta de Castilla y León.

En cuanto a Ciudadanos, su campaña ha resultado bastante anodina, aunque igualmente ha gozado de espacio en la prensa. Muchos de sus carteles también han sido arrancados o caricaturizados.

Por su parte, los candidatos de VOX apenas han aparecido en los medios, y no se les ha visto mucho por la ciudad. La frase con la que su candidato cerró la campaña es muy elocuente: “Da igual las veces que caigamos en la lona. Nunca tiraremos la toalla. El triunfo es nuestro”.

Y, como decíamos, incluso un partido abiertamente fascista y xenófobo se ha animado a hacer campaña en Burgos. En Gamonal sus carteles duraron apenas tres horas, con lo que su presencia ha pasado absolutamente inadvertida.

Así que, si nos fiáramos de cómo ha ido la campaña en la calle, la derecha de esta ciudad lo tendría crudo. Pero no somos ingenuos; sabemos que tienen muchos miles de fieles, incluso en Gamonal, y los medios de comunicación hacen su trabajo. Además, en Burgos hay muchas personas a las que objetivamente les conviene que triunfen PP, Ciudadanos o en su defecto el PSOE: las clases medias y altas, la policía, los altos funcionarios, los pequeños y medianos empresarios… así que no todo es alienación. Veremos qué pasa mañana, porque con toda probabilidad Méndez Pozo conseguirá que el alcalde elegido baile a su ritmo. Y veremos también qué ocurre pasado mañana, cuando la actividad electoral de la izquierda y de muchos militantes de barrio termine, para bien o para mal, y haya que volver a pensar en activar las asambleas y las calles. O al menos es lo que se espera.

Anterior Así ven a @ahorapodemos desde Venezuela
Siguiente Los habituales pucherazos y las extrañas incidencias en las elecciones españolas

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *